Alergias Alimentarias

@creative.life-15

Una reacción alérgica tiene lugar cuando el sistema inmunológico de una persona reacciona ante una sustancia presente en la comida, usualmente una proteína, la cual tu cuerpo percibe como peligrosa. Esto desencadena una reacción en cadena.

Los síntomas generalmente comienzan en minutos hasta 2 horas después de comer. Los elementos clave de una alergia alimentaria incluyen urticaria, una voz ronca y silbidos. Otros síntomas que se pueden presentar incluyen: Dolor abdominal, Dificultad para deglutir, picazón de la boca, la garganta, los ojos, o cualquier otra área, congestión nasal, hinchazón (angioedema), especialmente de los párpados, la cara, los labios y la lengua, dificultad para respirar. La anafilaxia es una reacción alérgica generalizada y grave que es potencialmente mortal, es importante preguntarle a tu médico si es necesario llevar contigo epinefrina inyectable.

Los siguientes alimentos son los responsables del 90% de todas las reacciones alérgicas:

  • Leche
  • Huevo
  • Cacahuates
  • Nueces
  • Pescado (salmón, atún, tilapia, bacalao, anguila, pargo)
  • Mariscos (camarón, langosta, cangrejo)
  • Soya
  • Trigo

Recomendaciones

1.- Evitar el alimento que te causa la Reacción Alérgica.  No es tan sencillo, algunos alimentos son combinaciones de muchos ingredientes, algunos pueden no ser tan evidentes y causar daño. En algunas ocasiones basta con que la comida se prepare en la misma superficie o con utensilios que estuvieron en contacto con la sustancia que desencadena la reacción alérgica para que se presente una reacción.

2.- Acude con un especialista en Nutrición que te ayude a conocer que alimentos son seguros y como evitar los que te pueden causar una reacción. Cuando eliminas algunos alimentos de tu dieta puedes estar dejando fuera valiosos nutrientes, platica con el especialista para que te explique como sustituirlos para que tu alimentación cubra tus necesidades.

3.- Aprende a leer las etiquetas nutricionales. Conoce los ingredientes presentes en los alimentos, ten en consideración que algunos ingredientes pueden estar presentes con otros nombres. Revisa tus productos en cada compra ya que a veces los fabricantes pueden cambiar los ingredientes sin previo aviso.

4.- Habla con las personas responsables del cuidado de tus hijos, maestros y enfermeras escolares ya que es importante que conozcan la condición de tu hijo y sepan que hacer en caso de emergencias. Lo mismo aplica para compañeros de trabajo y familiares.

¡En Mi Nutrición podemos asesorarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *