Atrévete a mejorar tu salud

Mejorar tu estado de salud depende de las decisiones que tomes diariamente. Esto definirá como te sientes hoy y en el futuro. Alimentarse bien y mantenerse activo es crucial para tener un estilo de vida saludable.

 

1.- PROPORCIONA A TU CUERPO UNA NUTRICIÓN EQUILIBRADA
La dieta deberá ser variada con énfasis en frutas, vegetales, granos enteros, leche y productos lácteos descremados o bajos en grasa. También deberá incluir carnes magras, pollo, pescado, legumbres ,  huevos y nueces.  Manteniendo  al mínimo las grasa saturadas, trans, colesterol, sal (sodio) y azúcar
  
2.- MÁS NUTRIENTES EN MENOS CALORÍAS
Consume alimentos nutritivos ricos en vitaminas, minerales y fibra, pero que además tengan pocas calorías, por ejemplo: frutas y verduras variando los colores de éstas. Alimentos ricos en calcio como quesos frescos, yogurt y leche descremada. Aproveche los beneficios de los granos enteros (integrales).
3.- TEN UN EQUILIBRIO ENTRE INGESTA Y ACTIVIDAD FÍSICA

El ejercicio ayuda a controlar el peso, disminuye el riesgo de enfermedades crónicas y brinda una sensación de bienestar. Trata de mantenerte físicamente activo 30 minutos diarios. Se recomienda que los niños se mantengan físciamente activos 60 minutos al día.

4.- EVITA RIESGO CON LOS ALIMENTOS
Procura lavar y desinfectar las verduras y asegura una adecuada higiene de manos al preparar los alimentos. También es importante cocinar completamente carne, aves y pescado. Guarda en refrigeración prontamente los productos perecederos.
5.- MANTENTE BIEN HIDRATADO
Es importante mantener un adecuado consumo de agua en época de calor,  con mayor razón al realizar ejercicio. Evita bebidas con azúcar añadida como refrescos o jugos industrializados. Procura acostumbrar a los niños a beber agua natural. No bebas tus calorías!
6.- REALíZATE UN CHECK UP MÉDICO ANTES DE INICIAR TU EJERCICIO.
Si ya te decidiste a iniciar un plan de ejercicios, te felicitamos!! Recuerda que es importante realizarte un check up médico básico (electrocardiograma, prueba de esfuerzo, radiografía de tórax y prueba de sangre o los que tu médico considere adecuado). Con esto previenes riesgos, en especial los relacionados con la función de tu corazón y podrás diseñar el plan de bienestar y actividad física que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos.
7.- BUSCA ASESORÍA NUTRICIONAL
La educación nutricional y el diseño de planes de alimentación te ayudarán a alcanzar tus objetivos más rápidamente y de una manera segura. No se llega al peso ideal a través de productos milagro, dietas de “desintoxicación” o “dietas de hambre”. Al contrario pueden afectar tu salud y no lograrás un cambio real de hábitos alimenticios a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *